sábado, 2 de abril de 2016

No es otro poema de amor... O SÍ?

En distintas ocasiones me confirme que cada vez que sonreías era para organizarme la vida... Me di cuenta que  no, tú fuiste un Tsunami contundente y perdona la comparación, pero es que te basto menos de un segundo para ocupar mi mente.
Me Fui acostumbrando a tu ausencia aunque nunca noté tu presencia, eras así como una estrella fugaz, ilumina pero se marcha antes de lo deseado, quizás haya cierto resentimiento, no te miento.
Eres de esas historias que merecen ser narradas con un vaso de ron y un cigarro entre los labios y con los ojos puestos en la luna. Eres de esas historias efímeras, que cautivan, seducen y causan un desequilibro en el corazón cuando culiman, eso fuiste, eres y serás.


ABRIL GRACIAS POR REGALARME UN POQUITO DE TU INSPIRACIÓN