domingo, 17 de enero de 2016

TIEMPO

Entre el caos de una ciudad donde la felicidad parece una utopía, me encuentro haciendo una tregua con el tiempo para que acelere los segundos que sin lugar a duda darán impulso a los minutos para que transcurran las horas y lleguen al fin nuestros días de gloria, donde quizás te contagies con mi infierno y te arriesgues al placer de un café y un cigarrillo al atardecer, sin palabras, solo con el sonido de nuestras respiraciones aturdidas por un temor inexorable de no hacer "nuestras" tus manias y las mías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario