viernes, 28 de agosto de 2015

Incongruencia

En mi mente estás difuso, ella me indica que solo recuerda tu nombre.
Para mis ojos eres un imperfecto claroscuro
De mis labios estás lejos, como siempre
De mi corazón, la grieta
Para mis manos eres impalpable, hay cristales rotos en tu piel.
De mis pies, aún el desequilibrio
De mis amaneceres lo más anhelado
De mis atardeceres el café  ideal  y de mis noches… De mis noches eres las ojeras en mi cara y el ruido que quiere componer mi cama.
De mis cervezas, el sabor amargo.
Y es que del sexo eres el amor que desconozco y del tiempo el reloj descompuesto
De mi voz el quiebre y de mis palabras el motivo.



miércoles, 26 de agosto de 2015

Fragmento de una Historia que aún no comienza.

Estar solo quizá no se traté de la ausencia de personas. Estar solo quizá no se refiera al momento en el que lo único que te acompaña sea el sonido de tu respiración, estar solo es mucho más que eso.
Cuando estás solo sientes que no estas en tu tiempo, cuando estás solo sientes la inminente soledad en medio de tanta compañía. Cuando te sientes solo tienes ese irreal sentimiento de que tu lugar está a varias horas de tu camino.
Autor: Jean Barrueta

Estimado amigo, gracias por compartir su arte conmigo.A las cosas  bonitas no hace falta "emperifollarlas". Lo admiro y respeto. 

jueves, 20 de agosto de 2015

A mis años

A mis años me di cuenta que la soledad no está sola, la acompañan risas, llantos, sobriedad, ebriedad ingenuidad y perversidad.
A mis años la melodía de la lluvia es un beso que penetra y alborota el alma. Entendí que buscar en otra persona las cualidades que no posees es perderse en el laberinto de la frustración.
 A mis años me convencí de que no es el cerebro lo que me mueve sino las palabras, comprendí que no hay mejor caricia que la
independencia y que para la felicidad solo hace falta disposición.
A mis años descubrí  que el amor es sencillo si te olvidas de las condiciones, descubrí también, que solo se ama una vez y aunque nos empeñemos en repetir, solo tenemos una oportunidad para perder la cordura por alguien y que si decides volver a compartir tus insomnios será para saciar el deseo y actuaras como primerizo desesperado y no como adulto enamorado.
 A mis años concluí, que la noche le pertenece a los poetas, al sexo y a los despechados.

martes, 18 de agosto de 2015

Palabras a un desconocido.

Escribiendo versos que jamás leerás porqué no sé quién eres ni donde estás o tal vez sé donde estás pero no se quién eres. El hecho es que me encuentro aquí, con pensamientos desordenados plasmando letras desde una tranquilidad perturbadora desde mi, para ti.
Siendo usted el motor de éstas palabras dislocadas, le invito a aparecer cuando le de la gana, puede tardar un segundo o mil años, aunque para entonces serán mis huesos quienes lo estén  esperando.