martes, 14 de julio de 2015

Sin adornos

Sin maquillaje, ni accesorios, medio despeinada y hasta descalza, sin espejos ni complejos, con mas defectos que virtudes, con sentires más misántropos que filántropos, volando bajito para no olvidar, con más soluciones que lamentaciones y con un toque más sexual que sensual a la hora de actuar, reconociendo y desconociendo a horas y deshoras, sensaciones que perduran al culminar la lectura de "Corazón coraza", repartiendo besos sin sentidos y una libertad prestada sujeta a la hora dictada por un reloj que le indica que es tiempo de regresar  de donde  escapo. Alma rebelde que por naturaleza escribe versos insurgentes, no vuelvas; quédate desnuda siendo más humana y disfruta de la imperfección que la vida con ilusión nos regala.